Presentación

EL diseño gráfico como disciplina estudia y genera sistemas y estrategias gráficas de comunicación a través de las cuales el hombre se relaciona con su entorno.

Lo particular y diferenciador del programa de Diseño Gráfico de la UPB es su fuerte énfasis en la aproximación a los proyectos desde el análisis de las demandas de los usuarios, que se convierten en requerimientos y que se resume en nuestro modelo disciplinar. De esta manera, se enfoca hacia el desarrollo de competencias alrededor de la observación, la indagación, la reflexión, el análisis y la síntesis, en todo el sentido, en la investigación del entorno inmediato y del contexto que rodean al producto gráfico, entendiendo de esta manera el diseño como un proceso sistémico y el producto gráfico como un elemento más de una gran red de elementos humanos, técnicos, funcionales y ambientales entre otros.

El proyecto de diseño se aborda de una manera racional y metódica que comprende tres partes interrelacionadas: la investigación para el proyecto, la creación y la materialización o expresión.

Para el programa de Diseño Gráfico de la Universidad Pontificia Bolivariana es tan importante la creación y la materialización como la recopilación de la información, siendo capaces de trascender las necesidades que plantea el cliente para encontrar solicitaciones apenas emergentes en el imaginario, lo que le da una visión prospectiva y propositiva.

En esta perspectiva, el Programa de Diseño Gráfico de la Facultad ha establecido unas características epistemológicas en su propuesta de formación que le permiten establecer diferencias con otros programas del país. Entre ellas están:

Pensar el Diseño Gráfico como sistema, que conlleva no solamente a reflexionar sobre el objeto gráfico, sino a preguntarse por el contexto de uso de dicho objeto y su usuario, así como también a preguntarse y a resolver lo que pasa con él en su producción y divulgación, en su ciclo de vida.

Definir que el producto gráfico corresponde al diseño de estrategias de comunicación y no simplemente a productos desarticulados, permite abrirse campo dentro del mundo de la planeación y de la gestión, proponiendo y generando, además de objetos gráficos materializables, pautas para un diseño usable y eficaz y experiencias de carácter lúdico, didáctico, comercial o simplemente informativo, que se hacen tangibles a través de la imagen.

Además de apropiarse conceptual y expresivamente de la imagen visual, adopta otras formas de materialización a través de estímulos sensoriales, abarcando así, tanto lo auditivo y táctil, como lo olfativo y gustativo, pensando en el producto gráfico en sí mismo, como un sistema multisensorial, pues se acoge a las teorías de la imagen que definen esta última como una representación mental materializada en soportes impresos, arquigráficos, audiovisuales y/o digitales.

Se caracteriza, también, por el desarrollo de competencias en el área de la plantación y gestión de proyectos, además de la concepción y construcción de empresa, pues se considera que los diseñadores deben ser, además, buenos administradores de sus proyectos, para que puedan obedecer a las demandas de la sociedad y el mercado regional y nacional.

Estratégicamente el programa de Diseño Gráfico hace parte de la Facultad de Diseño, donde además, se hayan los programas de Diseño Industrial y Diseño de Vestuario y a su vez, la Facultad de Diseño pertenece a la Escuela de Arquitectura y Diseño, donde se establecen, también, relaciones con el Programa de Arquitectura, compartiendo electivas y materias comunes que promueven la interdisciplinariedad.

A %d blogueros les gusta esto: